Uno de los videos musicales más increíbles de este año es “Save me”, de la cantante camerunesa Irma, y no cabe duda de que también es de los más innovadores y arriesgados. Sus directores, Xavier Maingon y Marc-Antoine Hélard optaron por rodar la pieza entera en una única toma con el uso de 7 proyectores digitales. Sin duda tuvo que ser todo un desafío para las pequeñas bailarinas que participan, pues llevó entre 20 y 25 tomas conseguir la versión final. En definitiva, una auténtica joya que transmite felicidad por todas partes.

Share