Hay mucha teoría sobre el nuevo modelo que está creando internet. En cientos de blogs y cuentas de twitter se difunden cada día muchos conceptos nuevo como la bidireccionalidad de los mensajes, la nueva web 2.0, el poder que tienen los usuarios, las comunidades y todas esas tendencias que nacen cada día. Se escribe y se habla mucho, pero se echan en falta ejemplos prácticos. Este vídeo es uno de ellos. Que ayuda a entender el potencial que estos cambios suponen el día a día de los profesionales que trabajamos en comunicación.

Es como si Darwin hubiese intentado crear la teoría de las especies sin antes salir y pararse a observar al detalle como se comporta cada una de ellas. Esta nueva fauna y flora creativa del terreno digital utiliza una nueva filosofía de comunicación, y sobre todo de difusión! No se trata de usar herramientas distintas, sino lo que cambia es la idea que subyace tras el formato. Este vídeo es un claro ejemplo de como la tecnología es capaz de potenciar una idea, conectar a los usuarios y servirse de ellos como medio de comunicación para difundirla en las redes sociales en el transcurso del tiempo. Estamos en internet, entendamos tiempo sabiendo que la vida media de un link en un blog es de 3 días.

¿Qué está pasando con los formatos publicitarios tradicionales?

Que se están adaptando para permitir la retransmisión a tiempo real. Los antiguos formatos se están convirtiendo en nuevos proveedores de experiencias. Y los usuarios para poder disfrutarlas “pagan el precio” de darle visibilidad en su perfil personal consiguiendo notoriedad para la marca. ¿Y quién no publicaría una buena experiencia si además te la regalan? Estas nuevas reglas del juego son sobre las que se apoya la cultura digital, y esto es a lo que se le llama Digital Engagement, o lo que es lo mismo, tecnología digital que implica a los usuarios para hacerles vivir una experiencia, en este caso ofrecida por BMW. La mayoría de estas ideas son simples, no requieren un gran concepto global. No buscan el recuerdo, son ideas pensadas para hacer disfrutar a la gente. De la misma manera que lo hace un concierto o un videojuego. Son ideas simples, si. Pero lo interesante de este tipo de ideas es que combinando creatividad y tecnología son capaces de generar una gran conversación.

Share